Seguidores

jueves, 27 de junio de 2013

Crónica de un corazón roto I

Ya ni siquiera recuerdo como o con qué propósito me tiré de cabeza a tus brazos. El caso, es que desde hace nueve meses, no quiero estar en ningún otro lado. Ni si quiera quiero respirar otra cosa que no sea tu aliento.
He de confesarte, que anoche me pasé la noche pensando que tu cabeza estaba en la misma almohada que la mía. Me imaginaba la habitación que tantos de nuestros secretos guarda, y unas sabanas bajo las que se dibujaba la silueta de dos cuerpos que eran uno. Quería pensar que éramos tu y yo. Soñé contigo y conmigo, como solíamos hacer antes. Por cada duda un abrazo, y porque cada riña un trocito de corazón. Quería pensar que eso se volvería a repetir, el matarnos un poco más, cada noche. Suplicarte un "Hasta luego", bajo la luz tenue de cualquier farola en ese camino en el que nos encantaba perdernos. 
Este es nuestro primer " adiós" que ya me suena para siempre.
Esta noche me la he pasado acurrucándome en mis penas. Ahogaba cada uno de los recuerdos que me martirizaban en las lágrimas. Y cuando sentía que no podía más mi propio corazón se inventaba tu tacto, y tu calor. Y tus "todo va a ir bien, pequeña"... Sabía que no era verdad, pero el sólo pensamiento de sentirte cerca, me reconfortaba. Sentía tus caricias y tu abrazo, como no lo había sentido antes, como si estuvieras tan cerca. Mis manos temblorosas se reconfortaban, y mi llanto era lento. Y por, un minuto allí en tu pecho, acurrucada me dormía unas horas. Pero pronto me despertaba y tu ya no estabas allí. Y recordaba el por qué, de esta soledad que lleva tu nombre.
¿ Quién después de todo esto es capaz de dar los " buenos días" al sol? ¿ Quién se atreve a levantarse, si no estás tu para abrazarme? ¿ Quién se atreve a vivir una vida si no es contigo?
Tu recuerdo ha conseguido que haya sido la peor noche de mi vida, y , probablemente, la mejor en mucho tiempo...
 
 
 

7 comentarios:

Estela Backstage. dijo...

Nunca te he escrito un comentario a pesar de que te leo desde hace bastante tiempo. Me encantas todos tus textos, transmites, tienes talento, mucho. Ánimo y sigue escribiendo por favor, no nos prives nunca del placer de leerte :)

Isabel Robles Gómez dijo...

Amar tanto a alguien que llegamos a sentir que dependemos por completo de esa persona. Y cuando llega el momento del adiós, - porque nada es para siempre. Siquiera la vida. - se sufre como si te arrancaran una parte de tí. Creelo, yo sé a lo que te refieres y será la mejor en poco, algún tiempo. Pero todo pasa, porque la propia vida se encarga de arrastrar lo que no nos pertenece al hoyo, de enterrarlo en nuestro pasado. Suerte, pues.

Besos, www.smileandwomanocry.blogspot.com ♥

Geraldine Ospina. dijo...

¿La parte triste de amar? Precioso texto, en serio hermoso :D
Ojala que todo fuera tan fácil como amar y ser amados y no tener que decir adiós "nunca". :(

Sandra Afrodita dijo...

Me encantó, buenisima entrada por la forma de escribir, pero por otra parte me imagié el dolor y si yo sería capaz de aguantar eso, ánimo y muchos besos :)

Marta. dijo...

Increíble. Sin duda has hecho que todos nos sintamos como esa chica, anhelando estar con esa persona tan especial.

Aunque, a veces, lo que se necesita es dejar a un lado los recuerdos y volver al pasado, cuando eras feliz estando sola.

Un saludo.

Marta.

Simplemente Yo dijo...

¡Hola!
He leído algunas de tus últimas entradas y sinceramente me encantan. Me gusta la manera en que te expresas, transmites muchísimo. Por ello, ya tienes una seguidora/lectora más.
Hay pocas cosas más difíciles que el desamor, pero como se suele decir "el tiempo todo lo cura". Nunca del todo, pero sí lo suficiente para poder recordar sin dolor.
Besos,
Pensamientos De Adolescencia
PD: Espero verte por mi blog. ;)

Desidia dijo...

El amor se nos convierte en dependencia. Tu puedes, mucho ánimo.